Preguntas Frecuentes
Buscar   Regreso a las preguntas
¿Como escoger mi nuevo colchón?
    Tenga en cuenta la elasticidad puntual del colchón: la base debe ceder sin excesos bajo las partes con más peso del cuerpo (hombros y pelvis), ofreciendo a la vez un soporte firme para las zonas menos pesadas.

Un colchón nuevo sobre un somier viejo se estropea antes, lo más recomendable es renovar el equipo de descanso al completo.

Adquiera un colchón firme y recto (ni blando ni duro), suficientemente mullido como para que se adapte a las curvas de su columna. Un buen colchón es el que presta apoyo a toda la columna cuando se está acostado boca arriba.

Los colchones de látex, (más caros, sí, pero de mejor calidad y mucho mas duraderos), contienen millones de pequeños agujeros que permiten que el cuerpo transpire. Se adaptan a los movimientos producidos al dormir, pero sin perder la firmeza necesaria para un buen descanso. Además, son hipoalergénicos y resistentes tanto al polvo como a la suciedad. Resultan la mejor elección para personas que sudan mucho o que están enfermas y deben pasar largo tiempo en la cama. Son más duraderos que los colchones de muelles (duran hasta 15-18 años).

El colchón deberá tener, como mínimo, las siguientes medidas:

grosor: superior a los 15 centímetros como mínimo

largo: como mínimo, 10 centímetros más que la altura de quien dormirá en él.

Anchura: 80 centímetros para cama individual, y 135 centímetros para una doble. el largo.


Extraído de la Revista Consumer.